La imaginación activa sentencias que te favorecen

La imaginación activa sentencias que te favorecen porque es imposible llegar donde no se sabe cuando caminas regresando una y otra vez al punto de partida. Y es que para salir del punto de partida hay que empezar por enfocar el punto de llegada. Como en cualquier otro aspecto vital, la visualización del resultado jurídico es la primera parte del camino sin la que no es posible avanzar en la dirección correcta, sencillamente porque no hay sentido. Y si no hay sentido, al final es un recorrido que acaba paralizado por el continuo volver. Por eso hay que saber desprenderse de la situación que te ha llevado a un proceso judicial y empezar a pensar la situación de salida. Esto no es nuevo, ya el aforismo “el árbol no te deja ver el bosque” nos sirve de referencia. Y es que muchas veces nos enfrentamos a un proceso judicial desde la perspectiva que traíamos antes de iniciarlo. La imaginación activa sentencias favorables porque desde el pensamiento podemos darle sentido al conflicto modificando los errores que nos han llevado a dicho lugar por los cambios que nos servirán para disiparlo. Empieza por confiar en tu abogado e imagina tu sentencia con optimismo. No es que la solución al problema devenga de una imagen positiva de su resolución, pero sin esa actitud de combate activo por la confianza tendrás menos posibilidades de llegar a tu destino. Y ese destino figurado debe de contemplar el mejor de los escenarios. Si el bosque son todas aquellas variables de fracaso y de éxito que se podrían producir en el curso de tu procedimiento, el árbol es solo una de esas variables. Si ese árbol contempla la peor variable, focalizas negativamente tu asunto. No te deja ver el bosque. Mira el bosque con perspectiva y verás que un procedimiento judicial es cuestión de enfoque. Alcanza tu objetivo eligiendo un abogado con visión. Imagina tu sentencia en ese contexto. Empezarás a sentir seguridad y afianzarás la confianza en tu resultado. Juegas con ventaja, porque probablemente tu adversario no está haciendo nada de esto. Y si lo está haciendo, juegas. Juega mejor. No estamos acostumbrados a este tipo de enfoque cuando entramos en la dinámica judicial. A veces, sentimos que la justicia es una mole tan ajena como los rotundos edificios institucionales que la albergan, pero no es así. La imaginación activa sentencias que te favorecen porque te acerca al final del litigio desde una perspectiva que contempla el éxito como posible. Si hoy estás en medio de un pleito, activa ese resultado. I have a dream, de Martin Luther King, está considerado uno de los mejores discursos de la historia. La imagen de Luther King en las escaleras del Monumento a Lincoln, durante la marcha en Washington por el trabajo y la libertad, es hoy un icono mundial. Por algo será que la imaginación es una poderosa arma de victoria.

Bárbara Meca

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin

Suscríbete
a nuestra
Newsletter